NOVEDADES 2017

JUEVES 23 DE NOVIEMBRE DEL 2017

Los devotos del Santo Padre Pío y la comunidad toda nos reunimos en la Parroquia de Nuestra Señora de Pompeya de Corrientes-Argentina, como cada día 23, para celebrar juntos la Santa Eucaristía por el alivio del Sufrimiento, pidiendo la intercesión del Santo de los Estigmas para implorar al Señor que nuestras oraciones sean escuchadas.

PROGRAMA

*19 hs.- Adoración al Santísimo.

*20 hs.- Santa Misa.

*Luego: Veneración del Mitón.

Santo Padre Pío, ruega por nosotros.  

08 DE NOVIEMBRE DEL 2017

Querido padre Pedro Temperán, cinco meses ya de tu partida a la casa del Señor. Aún  nos parece verte caminar por los jardines de tu casa, la Parroquia de Nuestra Señora de Pompeya de Corrientes, con tu Rosario en la mano y por cada Ave María que ibas desgranado, ascendía al cielo una súplica al Señor  por el alivio del sufrimiento de los que acudían a ti. 
 
Una vez que terminabas de rezar el Rosario  te sentabas ahí, en tu lugar preferido , para  esperar a los que con un corazón arrepentido se acercaban humildemente a ti para confesar sus pecados.

Nunca te faltaba una palabra de aliento, de consuelo y de esperanza.  Y fiel a tu gran devoción por el Padre Pío, hacías tuyas las palabras de tu Santo “Ora y ten fe

Seguro que hoy estarás feliz,  caminando por los senderos del cielo, ahí, muy cerca  de tu Padre Pío,  de San José y de María para pedirles que intercedan ante  Jesús  por todos los que hoy extrañamos tu presencia física  entre nosotros.


OCTUBRE MES DEDICADO AL ROSARIO Y  A LAS MISIONES

SEAMOS MISONEROS DE ESPERANZA

El mes de octubre la iglesia  dedica de un modo particular a la misión. El Papa Francisco nos invita a ser “Misioneros de esperanza”

“La resurrección de Jesús nos transforma con la fuerza del Espíritu Santo. Jesús está vivo, está vivo en medio de nosotros, está vivo y tiene esa fuerza para transformarnos.”
“…. se es anunciador de la resurrección de Jesús no solamente con palabras, sino con los hechos y con el testimonio de vida. Jesús no quiere discípulos capaces sólo de repetir fórmulas aprendidas a memoria.
Quiere testigos: personas que propagan esperanza con su modo de acoger, de sonreír, de amar. Sobre todo de amar: porque la fuerza de la resurrección hace a los cristianos capaces de amar incluso cuando el amor parece haber perdido sus razones.”
“…. quien tiene a Cristo, a su propio lado, de verdad no teme más nada. ….. San Pablo anima a Timoteo a sufrir por el Evangelio, y dice así: «el Espíritu que Dios nos ha dado no es un espíritu de temor, sino de fortaleza, de amor y de sobriedad» (2 Tim 1,7). …
“Cuando el cielo se presenta todo nublado, es una bendición que se hable del sol. Del mismo modo, el verdadero cristiano no se lamenta o se enfada, sino que está convencido, por la fuerza de la resurrección, de que ningún mal es infinito, ninguna noche es sin fin, ningún hombre está definitivamente equivocado, ningún odio es invencible ante el amor”. Papa Francisco

 

4 DE OCTUBRE FESTIVIDAD DE SAN FRANCISCO DE ASIS

Resultado de imagen para san francisco de asis

"Que la paz que anuncian con sus palabras esté primero en sus corazones."
San Francisco de Asís

San Francisco encontraba a Jesús, pobre y crucificado,  en los leprosos, en los pobres, en las pruebas, en las iglesias en ruinas, en la naturaleza toda y, principalmente, en la soledad y en el silencio de la oración. Pidamos al Señor que podamos seguir los pasos de nuestro Santo Patrono. ver acá

SAN FRANCISCO DE ASÍS PATRONO DE LOS ECOLOGISTAS

Entre los santos y hombres famosos que valorizan la naturaleza como un  don maravilloso hecho por Dios al género humano, se incluye, con mucha razón, a San Francisco de Asís. Porque llegó a comprender, de modo bien propio, todas las obras del Creador; e, inflamado por el Espíritu Divino, cantó aquel bellísimo “Cántico de las Creaturas”, por las cuales, y especialmente por el hermano sol, la hermana luna y las estrellas del cielo, tributó al altísimo, omnipotente y buen Señor, el debido loor, gloria, honra y toda bendición.” (Juan Pablo II)  

 

**¡¡FELIZ  Y  BENDECIDO  DÍA,  HERMANOS   FRANCISCANOS!!**Resultado de imagen para santo rosario con la taoPAZ Y BIEN



OCTUBRE, MES DEL SANTO ROSARIO

 

Resultado de imagen para PADRE PIO Y el santo rosario



SÁBADO 23

FIESTA  LITÚRGICA  DE  SAN  PÍO  DE  PIETRLCINA

Resultado de imagen para PADRE PIO

 

El 23 de septiembre de 1968 el Padre Pío deja su vida terrenal para entrar a la “Patria feliz” a reunirse con el Señor.  

Su vida había sido una continua oración, una persistente súplica a Dios, para presentarle las necesidades y los dolores; las esperanzas y las ansias de los hombres. 

Él decía que: “
Es la oración, esta fuerza mancomunada de todas las almas buenas, la que mueve al mundo, la que renueva las conciencias, la que alivia a los que sufren, la que cura a los enfermos, la que santifica el trabajo, la que mejora la asistencia sanitaria, que consigue fuerza moral y cristiana resignación para el sufrimiento humano, que extiende la sonrisa y la bendición de Dios sobre toda enfermedad y toda debilidad. Es necesario rezar mucho y siempre”   Padre Pío.

SÁBADO 23

PROGRAMA

19 hs.- Santo Rosario y 15 sábados en honor a la Virgen de Pompeya con exposición del Santísimo.

20 hs.- Santa Misa.

Veneración del Mitón de San Padre Pío.


VIERNES 22


La comunidad de la Parroquia de Nuestra Señora de Pompeya de Corrientes-Argentina, se prepara con alegría para recibir a cientos de devotos y peregrinos del Padre Pío que, como cada año, se dan cita en el templo para pedir al Santo Padre Pío que interceda ante el Señor, para aliviar sus sufrimientos.

No sólo acuden para pedir gracias sino también para agradecer y dar testimonios de los favores alcanzados por intercesión del Santo de los Estigmas... 

NOVENA EN HONOR AL SANTO PADRE PIO

ORACIÓN

 

San Pío de Pietrelcina, te pedimos nos enseñes la humildad de corazón, para ser considerados entre los pequeños del Evangelio, a los que el Padre prometió revelar los misterios de su Reino.
Ayúdanos a orar sin cansarnos jamás con la certeza de que Dios conoce lo que necesitamos antes de que se lo pidamos.
Alcánzanos una mirada de fe capaz de reconocer prontamente en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.
Protégenos en la hora de la lucha y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.
Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y Madre nuestra.
Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria feliz, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar eternamente la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. 

 

 

LA ORACIÓN DEL PADRE PÍO. 

 

REFLEXIÓN: El padre Pío repetía con frecuencia: “Se busca a Dios en los libros, pero se lo encuentra en la oración. Si hoy no se cree, se debe a la falta de oración. Más se ora, más aumenta la fe y se encuentra a Dios“.
El padre Gabriel Amorth, amigo e hijo espiritual del padre Pío, dijo: “El padre Pío, cuanto más avanzaba en edad, más sentía la necesidad de aumentar la oración. La necesidad de la oración le era sugerida por la conciencia de saberse indigno, se sentía un gran pecador, con el riesgo de poder perder la fe. Por ello ha sido siempre un gran pedigüeño de oración. Yo sabía que sí quería verlo iluminado de gozo, no tenía más que decirle: “Padre rezo por usted”.
El padre Pío se había definido a sí mismo: “Un fraile que ora“. Sus biógrafos lo definen como a san Francisco de Asís. “Un hombre hecho oración”.
Los continuos llamados del Papa Pío XII a la oración para que terminara la guerra, encontraron en el padre Pío una respuesta concreta. Él fundó sus ya famosos grupos de oración, que definió: “Semilleros de fe, hornos de amor en los cuales Cristo mismo está presente cada vez que se reúnen para la oración bajo la guía de sus directores espirituales”.
La oración principal que se reza en estos grupos, es el santo rosario y una breve reflexión sobre algún mensaje espiritual, y los ejemplos de la vida santa del padre Pío se vuelven actos de caridad de los devotos.
Pronto tuvieron mucha difusión en Italia y en todo el mundo. El mismo Santo Padre, Juan Pablo II, dijo que los grupos de oración son una de las herencias espirituales más preciosas que nos dejó el santo. 

OREMOS: Dios todopoderoso y eterno, que nos diste en san Pío de Pietrelcina un modelo insigne de oración, haz que nuestra vida transcurra en una constante y ferviente unión contigo, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Padrenuestro; Ave María y Gloria.

UNIDOS EN ORACIÓN

Al término de esta novena los invitamos a los devotos del Santo Padre Pío que nos acompañen con la Oración a San Miguel Arcángel por los grupos de Oración del Padre Pio. Es una especial plegaria de protección. Que Dios los bendiga.

 

San Miguel Arcángel,
Defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo
Contra las perversidad y asechanzas
Del demonio.
Reprímale Dios, pedimos suplicantes,
Y tu príncipe de la milicia celestial
Arroja al infierno con el divino poder
A Satanás y a los otros
Espíritus malignos
Que andan dispersos por el mundo
Para la perdición de las almas.

Amén.



 

TRIDUO EN HONOR A SAN PÍO DE PIETRELCINA

21; 22 Y 23 DE SEPTIEMBRE DEL 2017

PROGAMA

JUEVES 21

19 hs.-Exposición del Santísimo.

20 hs.- Santa Misa.

Veneración del Mitón de San Padre Pío.

VIERNES 22

19 hs.- Santo Rosario.

20 hs. – Santa Misa.

SÁBADO 23

9 hs. – Caravana en honor al Santo Padre Pío hasta el oratorio en Santa Ana. Concentración en le Parroquia de Nuestra Señora de Pompeya.

19 hs.- Santo Rosario y 15 sábados en honor a la Virgen de Pompeya con exposición del Santísimo.

20 hs.- Santa Misa.

Veneración del Mitón de San Padre Pío.

JUEVES 21

NOVENA EN HONOR AL SANTO PADRE PIO

EL AMOR DEL PADRE PÍO A LA IGLESIA Y AL PAPA


Resultado de imagen para el padre pio y el papa juan pablo ii

San Pío de Pietrelcina, te pedimos nos enseñes la humildad de corazón, para ser considerados entre los pequeños del Evangelio, a los que el Padre prometió revelar los misterios de su Reino.
Ayúdanos a orar sin cansarnos jamás con la certeza de que Dios conoce lo que necesitamos antes de que se lo pidamos.
Alcánzanos una mirada de fe capaz de reconocer prontamente en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.
Protégenos en la hora de la lucha y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.
Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y Madre nuestra.
Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria feliz, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar eternamente la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. 

EL AMOR DEL PADRE PÍO A LA IGLESIA Y AL PAPA 

REFLEXIÓN: Ante el “Fenómeno” padre Pío, los fieles de todo el mundo llegaban a él en mayores grupos para oír sus misas y confesarse con él.

Sin embargo, desde diferentes sectores de la misma Iglesia surgieron calumnias y falsos informes sobre su vida y actividad, y hasta el mismo Santo Oficio de Roma le prohibió durante un tiempo celebrar en público y confesar.

¿Cómo reacciona el padre Pío? Con humildad, silencio y oración. Nos cuenta un hermano suyo: “Al recibir la noticia de la prohibición de celebrar y confesar en público, el padre Pío dejó entrever unas lágrimas y un gesto de profundo dolor. Se retiró a la tribuna del coro y a los pies del crucifijo estuvo orando hasta la medianoche”.

Luego él mismo dijo: “La Iglesia es una madre a la que hay que amar y más cuando nos pega“.

A un admirador e hijo espiritual que quería llevar una protesta públicamente, dijo: “Si en verdad me amas, no debes continuar lo que estás haciendo por mí. No se puede amar al hijo, mortificando a la madre Iglesia”.

El padre Pío amaba al Papa como a Cristo en la tierra, y diariamente ofrecía su vida por él. “Mi primer recuerdo de cada día en la oración de la mañana –decía- es por el Papa“.

La fundación de los grupos de oración tiene como primera y principal intención orar por la Iglesia y por el Papa. “Yo quiero que mis grupos de oración –decía- oren siempre según las intenciones del Papa, a quien amo tanto, tanto, como al mismo Jesucristo“.

OREMOS: Oh Dios, nuestro refugio y fortaleza, escucha benignamente las oraciones de tu Iglesia y, por la intercesión de san Pío de Pietrelcina, concédenos con abundancia cuanto te pedimos con fe. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Padre Nuestro- Ave María y Gloria

MIÉRCOLES 20

  NOVENA EN HONOR AL SANTO PADRE PIO

AMOR DEL PADRE PÍO A LOS SANTOS ÁNGELES Resultado de imagen para padre pio y los angeles

 - NOVENA EN HONOR AL SANTO PADRE PIO

ORACIÓN

San Pío de Pietrelcina, te pedimos nos enseñes la humildad de corazón, para ser considerados entre los pequeños del Evangelio, a quienes el Padre prometió revelar los misterios de su Reino.
Ayúdanos a orar sin cansarnos jamás con la certeza de que Dios conoce lo que necesitamos antes de que se lo pidamos.
Alcánzanos una mirada de fe capaz de reconocer prontamente en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.
Protégenos en la hora de la lucha y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.
Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y Madre nuestra.
Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria feliz, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar eternamente la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén 

AMOR DEL PADRE PÍO A LOS SANTOS ÁNGELES 

REFLEXIÓN: Los ángeles de la guarda son seres espirituales que Dios envía a los hombres con la misión de custodiarnos y protegernos física y espiritualmente.
“El ángel de la guarda no nos abandona nunca –decía el padre Pío-. Él es nuestro amigo más sincero y fiel“.
El padre Pío le tenía mucha confianza y familiaridad y con frecuencia le daba encargos especiales. A quien iba a saludarlo antes de emprender un viaje, le decía: “El ángel de Dios te acompañe”.
A sus hijos espirituales repetía con frecuencia: “cuando me necesites y no puedas venir a verme, mándame a tu ángel de la guarda con el mensaje”.
El padre Agustín, su confesor, escribió: “El padre Pío no conoce ni el griego ni el francés, su ángel de la guarda le explica todo”En el libro Envíame a tu ángel de la guarda, el padre Alejo Parente nos cuenta este hecho asombroso: “Una vez el padre Pío estaba en la terraza y parecía estar hablando con alguien, mientras que en realidad yo no veía a nadie. Me acerqué a él para entregarle algunas cartas. El padre me dijo bruscamente: “¿No ves que estoy ocupado?”Me quedé mortificado y me retiré un poco. Al poco tiempo, el padre Pío me llamó y me dijo: “¿No has visto estos ángeles de la guarda que estaban alrededor? Eran los ángeles de la guarda de mis hijos espirituales que venían a traerme sus mensajes. Debía yo darles las respuestas”.
El padre Pío no era un hombre que inventara extrañezas o fuera preso de fantasías neuróticas. Ahora que la Iglesia ha reconocido su santidad, estas “extrañezas” se vuelven verdaderas enseñanzas para nosotros. 

OREMOS: Te pedimos, Señor, que tus santos ángeles, nos ayuden en el peregrinar de esta vida y nos conduzcan después a la patria eterna. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén 

Padrenuestro Ave María Gloria


Martes 19 - NOVENA EN HONOR AL SANTO PADRE PIO

SEXTO DÍA

ORACIÓN

San Pío de Pietrelcina, te pedimos nos enseñes la humildad de corazón, para ser considerados entre los pequeños del Evangelio, a los que el Padre prometió revelar los misterios de su Reino.

Ayúdanos a orar sin cansarnos jamás con la certeza de que Dios conoce lo que necesitamos antes de que se lo pidamos.

Alcánzanos una mirada de fe capaz de reconocer prontamente en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.

Protégenos en la hora de la lucha y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.

Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y Madre nuestra.

Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria feliz, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar eternamente la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

AMOR DEL PADRE PÍO A LA VIRGEN MARÍA.

Desde niño el padre Pío tuvo siempre una tierna, afectuosa y confiada devoción a la Virgen María.

Cuando sacerdote se consagró totalmente a ella y la consideró “Dulcísima Madre de los sacerdotes, mediadora y dispensadora de todas las gracias”.

Cuando pasaba ante una imagen de la Virgen, decía: “Te saludo, María, saluda a Jesús de mi parte”.

Festejaba el mes de mayo con mucho fervor. Decía: “El mes de mayo para mí es el mes de las gracias. Quisiera tener una voz poderosa para invitar a todos los pecadores del mundo a amar a la Virgen“.

Su amor a la Virgen era muy grande –cuenta un sacerdote-. Recuerdo que una vez le pedimos al padre Pío, en la fiesta de la Asunción, que nos diera un pensamiento sobre la fiesta. Se le iluminó el rostro y sollozando dijo: “Hijos míos, amemos a la Virgen, ella es nuestra Madre”. Se emocionó y se puso a llorar. También nosotros nos pusimos a llorar, confundidos ante tanto amor.

Llamaba el rosario su arma preferida. Lo llevaba enrollado en la mano o en el brazo, como si fuera un arma siempre empuñada.

Su devoción a la Virgen era concreta y profunda, que lo llevaba a Cristo. La Virgen Dolorosa lo llevaba al misterio de la cruz, a embriagarse en los padecimientos de Jesús.

La Virgen lo introdujo también en el misterio eucarístico. Escribió: -¡Pobre madrecita, cuánto me quiere! ¡Con qué cariño me ha acompañado esta mañana hasta el altar! Me ha parecido que ella no tuviera ni siquiera en quién pensar sino sólo en mí, al llenarme el corazón de santos afectos.

OREMOS: Dios omnipotente y eterno, que has hecho grandes maravillas en la Virgen María, madre de tu Hijo y madre nuestra, por intercesión de san Pío de Pietrelcina, renueva en nosotros las maravillas del Espíritu para que podamos bendecir eternamente tu nombre. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

Padrenuestro- Ave María- Gloria


NOVENA EN HONOR AL SANTO PADRE PIO



QUINTO DÍA

ORACIÓN


San Pío de Pietrelcina, te pedimos nos enseñes la humildad de corazón, para ser considerados entre los pequeños del Evangelio, a los que el Padre prometió revelar los misterios de su Reino.
Ayúdanos a orar sin cansarnos jamás con la certeza de que Dios conoce lo que necesitamos antes de que se lo pidamos.
Alcánzanos una mirada de fe capaz de reconocer prontamente en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.
Protégenos en la hora de la lucha y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.
Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y Madre nuestra.
Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria feliz, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar eternamente la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

EL PADRE PÍO, MÁRTIR DEL CONFESIONARIO

REFLEXIÓN: Podemos resumir el ministerio sacerdotal del Padre Pío, en dos polos luminosos: el altar y el confesionario. En el altar se inmolaba con Cristo en la cruz y en el confesionario repartía la infinita misericordia del Señor.
En el confesionario el Padre Pío desempeñó su paternidad con fuerza y ternura. Era severo y exigente con los penitentes curiosos e hipócritas. Era inflexible con los pecados contra la vida, los pecados de la blasfemia y la trasgresión del precepto de la misa festiva. No era raro que cerrara la ventanilla del confesionario en las narices de los penitentes o les gritara: ¡Fuera de aquí, desgraciado!.
Sus explosiones eran fuertes vibraciones de su espíritu para romper ciertas barreras y sacudir ciertos corazones empedernidos.
El Papa Juan Pablo II, en la canonización del padre Pío, dijo:
“Aunque aquel singular confesor trataba a los peregrinos con aparente dureza, éstos, tomando conciencia de la gravedad del pecado y sinceramente arrepentidos, volvían casi siempre para recibir el abrazo pacificador del perdón sacramental”.
Un penitente tres veces despedido del confesionario y, finalmente absuelto, comentaba: “Ahora sí que he llegado a comprender la gravedad de mis faltas. Hasta este momento nadie había sacudido mi indiferencia, como ahora lo ha hecho el Padre Pío. Ahora comprendo mejor y le agradezco a Dios que se haya servido para ello del pulso firme y, al mismo tiempo, paternal del Padre Pío.
¡Cuánto le costaban al Padre Pío las confesiones! Solía decir: “¡Si supieran cuánto cuesta un alma! Las almas no se dan como regalo: se compran. ¡Ustedes no saben lo que le costaron a Jesús!. Ahora y siempre hay que pagarlo con la misma moneda“.

OREMOS: Dios todopoderoso y lleno de bondad, que nos has dado en san Pío de Pietrelcina un modelo de sacerdote consagrado al ministerio de la penitencia, concédenos, por su intercesión, convertirnos a ti de todo corazón y recibir tu misericordia abundante. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

Padrenuestro. Ave María y Gloria.


 

17 de septiembre celebración de la Impresión de las Llagas a San Francisco de Asís



Hoy la familia franciscana celebra el don  concedido por el Señor a San Francisco de Asís.

El Santo pedía en oración daría a Jesús, poder parecerse en todo a Él y  el 17 de septiembre de 1224 le fue otorgada la gracia de recibir en su cuerpo los mismos Estigmas que Jesús sufrió en el Calvario de  la Cruz.

VER ACÄ


FIESTA LITÚRGICA DEL SANTO PADRE PÍO

"Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque (...) has revelado estas cosas a los pequeños" (Mt 11, 25).

Su Santidad el Papa Juan Pablo II, pronunció la homilía de canonización del Beato Padre Pío de Pietrelcina, ante una multitud de devotos que colmó la Plaza de San  Pedro, convirtiéndose en   un acontecimiento sin precedentes en Roma.

Juan Pablo II anunció que la memoria litúrgica del Padre Pío tendrá carácter «obligatorio» y será celebrada el 23 de septiembre, en el aniversario de su muerte, que en el caso de los santos, es el día de «su nacimiento al Cielo».

NOVENA EN HONOR AL SANTO PADRE PIO

ORACIÓN:

San Pío de Pietrelcina, te pedimos nos enseñes la humildad de corazón, para ser considerados entre los pequeños del Evangelio, a los que el Padre prometió revelar los misterios de su Reino.

Ayúdanos a orar sin cansarnos jamás con la certeza de que Dios conoce lo que necesitamos antes de que se lo pidamos.

Alcánzanos una mirada de fe capaz de reconocer prontamente en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.

Protégenos en la hora de la lucha y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.

Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y Madre nuestra.

 

Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria feliz, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar eternamente la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

CUARTO DÍA

EL AMOR DEL PADRE PÍO A LA EUCARISTÍA

REFLEXIÓN: La Eucaristía es la acción de gracias por las maravillas que Dios ha hecho por nosotros con la muerte y resurrección de su Hijo Jesucristo. Jesús ha querido quedarse con nosotros real y sustancialmente con su cuerpo, sangre, alma y divinidad como sacrificio, es decir, memorial de su muerte y como alimento espiritual en la comunión sacramental. 
Dios llamó al Padre Pío a ser sacerdote y víctima. Gente de todo el mundo acudían a San Giovanni Rotondo para ver de cerca al estigmatizado Padre Pío celebrar la santa misa.
Cristo crucificado se hacía presente visiblemente en la persona de su ministro: su pasión y su muerte se reflejaba durante la celebración del sacrificio del Calvario, celebrada por un sacerdote que en aquel momento le prestaba voz, manos y corazón.
“Lo que más me hiere –escribe el Padre Pío a su director espiritual- es el abandono en que se encuentra Jesús en el Santísimo Sacramento. Mi corazón se siente como atraído por una fuerza superior antes de unirme a él al comulgar. Siento tanta hambre y sed de recibirlo, que falta poco para que no muera de ansia.
A veces voy a recibirlo como con fiebre. Y esta hambre y sed en lugar de apagarse, después que lo he recibido, se acrecientan siempre más en mí, al grado de decirle a Jesús: ¡Basta!, Porque no aguanto más. “ 

OREMOS: Padre celestial, para la mayor gloria de tu Santo Nombre y por el mayor bien de las almas, te suplicamos por intercesión de San Pío de Pietrelcina, que multipliques el número de tus sacerdotes. Derrama sobre ellos tu divino Espíritu, enamóralos de la cruz y haz muy fecundo su apostolado. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

NOVENA EN HONOR AL SANTO PADRE PIO 

TERCER DÍA

ORACIÓN  

San Pío de Pietrelcina, te pedimos nos enseñes la humildad de corazón, para ser considerados entre los pequeños del Evangelio, a los que el Padre prometió revelar los misterios de su Reino.
Ayúdanos a orar sin cansarnos jamás con la certeza de que Dios conoce lo que necesitamos antes de que se lo pidamos.
Alcánzanos una mirada de fe capaz de reconocer prontamente en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.
Protégenos en la hora de la lucha y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.
Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y Madre nuestra.
Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria feliz, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar eternamente la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén 

*AMOR DEL PADRE PÍO A LA PALABRA DE DIOS*

REFLEXIÓN: Uno de los deberes del sacerdote es la predicación de la Palabra de Dios. Los presbíteros, en virtud del sacramento del Orden, han sido consagrados para predicar el Evangelio. El sacerdote está acreditado oficialmente por la Iglesia para predicar la palabra como maestro.
Por eso el obispo, en la ceremonia de ordenación, le dijo: “Recibe el Espíritu Santo”.
Cuando el Padre Pío llegó a San Giovanni Rotondo, el provincial lo encargó de la educación de unos treinta muchachitos que se preparaban a la vida religiosa capuchina. El superior, el Padre Paulino, nos describe así las ocupaciones en las que empleaba sus horas el padre Pío: “Se dedica a la lectura de libros espirituales, de modo especial a la lectura de la Sagrada Escritura”.
Uno de los niños de aquel tiempo, el padre Manuel de San Marco escribió:
“La forma de hablar del padre Pío en las conferencias era tan expresiva y conmovedora, que superaba todo lo imaginable, porque todo cuanto decía le salía de su misma vida, de su propio corazón. ¡Con qué dulzura nos hablaba de Jesús, Camino, Verdad y Vida! ¡Con qué ternura se expresaba cuando citaba textualmente las palabras del Señor!”
Todos los que conocieron al Padre Pío y lo oyeron predicar, afirman que lo hacía con ardor y eficacia.

OREMOS:  Dios todopoderoso y eterno, escucha la oración de tu pueblo, da fuerza a cuantos predican el Evangelio en el mundo y concédenos que así como san Pío de Pietrelcina fue en la tierra un ardiente y humilde predicador de tu palabra, ahora en el cielo sea nuestro poderoso intercesor. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Padrenuestro - Ave María  Gloria.

 

 

 NOVENA EN HONOR “AL PADRE PIO”

ORACIÓN

San Pío de Pietrelcina, te pedimos nos enseñes la humildad de corazón, para ser considerados entre los pequeños del Evangelio, a los que el Padre prometió revelar los misterios de su Reino.

Ayúdanos a orar sin cansarnos jamás con la certeza de que Dios conoce lo que necesitamos antes de que se lo pidamos.

Alcánzanos una mirada de fe capaz de reconocer prontamente en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.

Protégenos en la hora de la lucha y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.

Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y Madre nuestra.

Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria feliz, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar eternamente la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Día  Segundo

AMOR DEL PADRE PÍO AL PRÓJIMO 

REFLEXIÓN  Quien ama a Dios, tiene que amar también al prójimo. El amor a Dios y el amor al hermano forman un solo mandamiento.

“La caridad –decía el padre Pío- es la perla de las virtudes. Del mismo modo que las perlas se mantienen unidas por el hilo, así las virtudes por la caridad. Y así como las perlas se caen si se rompe el hilo, de igual modo, disminuye la caridad y las virtudes desaparecen”.

El padre Pío no podía soportar ni la crítica ni el hablar mal de los hermanos. La murmuración le daba náusea. “Teniendo tantos defectos que criticar en nosotros, ¿para qué perdernos en contra de los hermanos?.”

Movido por este amor para con los hombres sus hermanos, exclamaba ante Dios como Moisés: “¡O perdonas a tu pueblo o bórrame del libro de la vida!. “

Su amor al hombre lo lleva a dar vida a dos grandes obras: la Casa Alivio del Sufrimiento y los grupos de oración. Hablando de la Casa Alivio del Sufrimiento decía: “Háganla tan bonita como el paraíso, porque en ella va a habitar Cristo enfermo“. A los médicos y enfermeros recomendaba: “Ustedes tienen la misión de curar al enfermo; pero si no llevan amor al lecho de los enfermos, no creo que las medicinas sirvan de mucho. Sean portadores de Dios para los enfermos; eso será más útil que cualquier otro cuidado“.

Los grupos de oración tenían que ser de apoyo a la Casa Alivio del Sufrimiento. 

OREMOS: Dios todopoderoso y eterno, escucha con bondad la oración de tus fieles, y por la intercesión de san Pío de Pietrelcina, dígnate visitar con tu consuelo a nuestros hermanos enfermos y haz que recobren pronto la salud y te den gracias en la Iglesia. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén. 

Padrenuestro - Ave María - Gloria

 

JUEVES 14: NOVENA EN HONOR “AL PADRE PÍO”

ORACIÓN:

San Pío de Pietrelcina, te pedimos nos enseñes la humildad de corazón, para ser considerados entre los pequeños del Evangelio, a los que el Padre prometió revelar los misterios de su Reino.

Ayúdanos a orar sin cansarnos jamás con la certeza de que Dios conoce lo que necesitamos antes de que se lo pidamos.

Alcánzanos una mirada de fe capaz de reconocer prontamente en los pobres y en los que sufren el rostro mismo de Jesús.

Protégenos en la hora de la lucha y de la prueba y, si caemos, haz que experimentemos la alegría del sacramento del perdón.

Transmítenos tu tierna devoción a María, Madre de Jesús y Madre nuestra.

Acompáñanos en la peregrinación terrena hacia la patria feliz, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar eternamente la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Día  Primero

*EL AMOR DEL PADRE PÍO HACIA DIOS*: Dios es amor; Dios es un Padre bueno y misericordioso, lento para la cólera y pronto al perdón.

Dios nos ama –decía el Padre Pío- y una de las pruebas que nos ama es el hecho de que nos tolera en el momento mismo en que lo ofendemos. Dios es Padre de todos; pero lo es, de modo especialísimo, para los desgraciados y de modo todavía más singular lo es para ti.
El Padre Pío escribía a su director espiritual: “Me siento devorado por el amor de Dios. Dios está, para mí, fijo en mi mente e impreso en mi corazón. Nunca lo pierdo de vista; admiro su belleza, sus sonrisas, sus misericordias.
El principal atributo de Dios es la misericordia que perdona y remedia los pecados de sus creaturas. Él es rico en misericordia. Su misericordia brota de su amor desinteresado y gratuito hacia los que no son amables ni merecen ser amados.
Siento cada vez la imperiosa necesidad –decía el Santo- de entregarme con más confianza a la misericordia divina y de poner sólo en Dios toda mi esperanza”. Y repetía: “Yo no deseo otra cosa que morir o amar a Dios: o la muerte o el amor, pues la vida sin este amor es peor que la muerte.” 

Recuerda –escribía a una hija espiritual- que el centro sobre el que gira la perfección es el amor; quien vive del amor, vive en Dios, porque Dios es amor, como dijo el Apóstol”. 
OREMOS: Dios Todopoderoso y Eterno, a quien confiadamente invocamos con el nombre del Padre, intensifica en nosotros el espíritu de hijos adoptivos tuyos, y concédenos por intercesión y ejemplo de San Pío de Pietrelcina, que merezcamos entrar en posesión de la herencia que nos tienes prometida. Por Nuestro Señor Jesucristo, Tu Hijo. Amén. 

Padrenuestro - Ave María - Gloria


 

8 DE SEPTIEMBRE FIESTA DE LA NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARÍA

Hombres de todas las razas celebran con júbilo el nacimiento de la Madre de madres, por medio de la que el género humano ha sido redimido.


 

Hoy nace una clara estrella,
tan divina y celestial,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo sol nace de ella.

“María llene de flores y de perfumes tu alma con nuevas virtudes y coloque su Mano Materna sobre tu cabeza. Mantente cada vez más unido  a la Madre Celestial, porque Ella es el mar a través del cual se alcanzan las orillas de los esplendores estrenos en el reino de la aurora.”
Padre Pío

 

24 DE AGOSTO

COMIENZA EL CICLO RADIAL DE LOS CINCO JUEVES

Con motivo de celebrar el mes del Santo Padre Pío, el grupo de oración de la Parroquia de Nuestra Señora de Pompeya de Corrientes-Argentina, tiene previsto desarrollar un ciclo radial desde el jueves 24 de agosto y durante cinco   jueves consecutivos,  sobre la vida del San Pío de Pietrelcina.

Será trasmitido por la emisora local, FM 102. 5 San Cayetano, de 10 a 11 hs.

````````````````````

SE DIO INICIO AL  MES DEL PADRE PÍO

Servidores del Grupo de Oración del Padre Pío, luego de atender a los devotos y peregrinos  que mes a mes acuden a la Parroquia de Nuestra Señora de Pompeya de Corrientes-Argentina para asistir a la Santa Misa por el alivio del sufrimiento y venerar la Santa Reliquia, muestran en sus rostros la alegría del deber cumplido.  


23 DE AGOSTO, COMIENZA EL MES DEL PADRE PÍO

20 DE AGOSTO DE 2017


La comunidad de la Parroquia de Nuestra Señora de Pompeya de Corrientes-Argentina, se  congregó para celebrar la Santa Eucaristía, en homenaje a fr. Pedro Temperan Rodríguez, con motivo de cumplir en la fecha un nuevo aniversario de su natalicio.

 Nuestro querido e inolvidable padre Pedro, este año nos acompaña desde el cielo. Desde “Su Patria feliz”, a esa que él soñaba llegar algún día y a la que se refería con alegría,  pensando en su encuentro definitivo con Jesús en el Cielo.

Luego de la Santa Misa, integrantes del Grupo de Oración Padre Pío, depositaron una ofrenda floral al pie de la sepultura y posteriormente se  descubrió una placa recordatoria, la que fue bendecida por el párroco, Fray Nelson Saucedo O.F.M. Cap.



15 DE AGOSTO, ASUNCIÓN DE LA VIRGEN


Alégrate y gózate Hija de Jerusalén

Mira a tu Rey que viene a ti, humilde,

A darte tu parte en su victoria.

ODA  A  LA  ASUNCIÓN  DE  LA  VIRGEN

 Al cielo vais, Señora,
Y allá os reciben con alegre canto.
¡Oh quien pudiera ahora
Asirse a vuestro manto
Para subir con Vos al monte santo!

 De ángeles sois llevada,
De quien servida sois desde la cuna,
De estrellas coronada:
¡Tal Reina habrá ninguna,
Pues os calza los pies la blanca luna!

Volved los blandos ojos,
Ave preciosa, sola humilde y nueva,
A este valle de abrojos,
Que tales flores lleva,
Suspirando están los hijos de Eva.

 Que, si con clara vista
Miráis las tristes almas de este suelo,
Con propiedad no vista,
Las subiréis de un vuelo,
Como piedra de imán al cielo, al cielo.

Fray Luis de León (1527 - 1591)


15 de agosto celebramos la Asunción de la  Madre de Dios a los cielos, luego de su vida terrena fue elevada en cuerpo y alma a la gloria celestial, cortejada por los coros angélicos.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

CIENTO SIETE AÑOS DE LA ORDENACIÓN SACERDOTAL DEL PADRE PÍO

“Quiero ser solamente un pobre fraile que ora…”

10 de agosto de 1910, en la Catedral de Benevento hay clima festivo, se eleva en el aire un suave perfumen. Las campanas repican al viento. El joven novicio, Francisco Forgione, pálido y conmovido, avanza hacia el Altar con los ojos húmedos de alegría, está por cumplir su sueño largamente acariciado. Así el Padre Pío, humilde y silencioso, recibe el crisma sacerdotal y de ahí en más sería “pescador de hombres”.  Al día siguiente celebró una misa  rezada en Pietrelcina y el domingo 14 del mismo mes, cantó su primera misa solemne en la iglesia de Santa María de los Ángeles, donde fuera bautizado veintitrés años antes.

Hoy a 107 años de aquel 10 de agosto, siguen resonando en el alma de cada devoto del Santo Padre Pío, sus sabios consejos, y   sus grupos de oración  se multiplican en todo el mundo, como semillas depositadas en tierra fértil, para elevar al Señor sus oraciones por el alivio del sufrimiento de cada hermano necesitado.

“Busquemos servir al Señor con todo el corazón y con toda la voluntad.”
“Amad y poned en práctica la sencillez y la humildad, no os preocupéis de los juicios del mundo; porque, si este mundo no tuviese nada que decir contra nosotros, no seríamos verdaderos siervos de Dios.”
“María sea la estrella que os ilumine la senda, os muestre el camino para llegar al Padre del cielo; sea como el ancla a la que os debéis sujetar cada vez más estrechamente en el tiempo de la prueba.”
Padre Pío

  Ver acá