TESTIMONIOS Y COMENTARIOS DE NUESTROS LECTORES

Recuerden hermanos que todo cristiano está llamado a dar testimonios de fe, de amor, de esperanza y caridad con su propia vida.  Es necesario que así sea para que el Reino de Dios crezca.


En aquel tiempo Jesús dijo a sus discípulos: “No son ustedes los que me eligieron a mí, sino Yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto y ese fruto sea duradero.” Juan 15:16  

“Cuando venga el Paráclito, que yo les enviaré desde el  Padre, el Espíritu de la verdad, que proviene del Padre, Él dará testimonio de mí. Pero también ustedes darán  testimonio de mí, porque están conmigo desde el principio.” Juan 15:26,27



 Queremos  compartir con los que nos visitan, los comentarios y testimonios que envían nuestros lectores, los cuales  tienden a engrandecer el Reino de Dios.
El Grupo de Oración y Movimiento Solidario "Padre Pío" agradecen las colaboraciones recibidas.

OCTUBRE DEL 2013 
 
EL PADRE PÍO LO RESCATA DE LA MUERTE

Desde Corrientes-Argentina, queremos compartir este testimonio de fe y de esperanza,  que intenta ser un pequeño bálsamo para el alma y el espíritu de nuestros hermanos sufrientes.
 

Muchas veces Dios se vale de aquellos que no lo conocían o  que ni siquiera se daban cuenta de que Él estaba esperándolos desde siempre, para realizar en ellos  su obra de misericordia. Para que puedan verlo y sentirlo, se les manifiesta  de una manera extraordinaria.


Hace aproximadamente un año, más exactamente el 7 de octubre del 2012,  un joven de esta ciudad, mientras jugaba al polo  se cayó de su  caballo, padeciendo un grave traumatismo de cráneo  con daño axonal difuso, que puso en serio riesgo su vida, siendo el diagnóstico muy poco alentador.  Tulio, así se llama, estaba prácticamente muerto. Permaneció en coma profundo por más de quince días, durante ese tiempo sufrió cuatro paros cardíacos, de los que salió milagrosamente. Mientras permanecía en ese estado, un familiar le acercó una estampa del Padre Pío y con el consentimiento de la esposa, acudió a la Parroquia de Pompeya, para pedir que se orara por él. En esa oportunidad  preguntó a los frailes  si había posibilidad de llevar hasta el hospital  la Reliquia del Santo Padre Pío, para que le sea impuesta y así fue.

Desde el mismo momento en que se tomó conocimiento del accidente, los Grupos de Oración del Padre Pío de la Argentina, Chile, Perú, Costa Rica, México y España, se unieron en constante súplicas por la recuperación de Tulio, como habitualmente se hace cada vez que piden que se ore por un hermano sufriente. En todas y cada una de esas oportunidades, ríos de personas orantes se ponen en movimiento, tal como era el deseo del Padre Pío.

Un día, cuando menos se esperaba, el enfermo  abrió los ojos y comenzó a hablar. Nadie de los que lo rodeaban podía creer, estaban presenciando UN MILAGRO. Fue ahí cuando  Tulio, vio por primera vez una estampa San Pío, la misma que tiempo antes habían dejado junto a su lecho de moribundo.  Entre besos, abrazos y  lágrimas  contó su experiencia diciendo: “Yo estuve con ese fraile que está en la estampa. Él me hablaba y me decía que tenía que salir del estado en que me encontraba. Que tenía que seguir viviendo.  Estuvo a mi lado durante cuatro oportunidades, era un lugar muy lindo, donde había mucha luz y paz, había un árbol debajo del cual nos encontrábamos cada vez que venía a verme. También veía en mi viaje (Tulio llama así a las visiones que tuvo), a mi abuela paterna que falleció hace varios años, ella venía a buscarme en bicicleta, se quedaba un rato y después se iba. ”

En cuanto salió del hospital, se llegó con su familia hasta la Parroquia de Pompeya, para dar su testimonio y agradecer a Dios, a la Virgen y al Santo Padre Pío, por el milagro de su vida. Él estaba muerto y  regresó por gracia de Dios. Nunca había estado antes en Pompeya, ni bien entró al patio, lleno de emoción y con lágrimas en los ojos le dijo a su esposa “¡¡Ese es el árbol!! ¡¡Ahí es donde me encontraba con  el Padre Pío y mi abuela!!”

Para GLORIA DE DIOS, hoy Tulio está perfectamente, sigue con sus actividades de siempre, pero con una gran diferencia, él y su esposa se han convertido en discípulos y misioneros de Jesús.  Van dando testimonio del Amor de Dios y ya han realizado  un cursillo de cristiandad, para servir al Señor desde ese lugar.

Así de grande es el amor de Dios por todos nosotros. Tan sólo tenemos que decirle: “Sí, acá estoy para ser tu servidor y haz de mí lo que Tú quieras, Señor.”

 

 
TESTIMONIO DE SANACIÓN ENVIADO POR JAZMÍN, DESDE SAN JOSÉ DE COSTA RICA

Puedo iniciar contando que más o menos hace unos 3 meses y medio a mi tía, hermana de mi mami,  le fue diagnosticado un cáncer de seno, el cual parecía estar muy avanzado según el doctor que le atendió de primera instancia, mi tía presentaba cansancios ,fuertes dolores de cabeza y mareos. Cuando ella se pone muy mal la remiten al Hospital México en San José de Costa Rica, ahí los médicos empiezan a realizar exámenes casi todos los días para ver en qué estado de avance se encuentra el cáncer,  cuando se tienen los resultados se llega a la conclusión que el  cáncer  debe ser tratado con quimioterapia ya que se había corrido al seno y parecía que habían células cancerígenas en la cabeza específicamente en su cerebro hemisferio derecho.

Iniciaron las sesiones de quimio y con esto una serie de reacciones tales como nauseas, dolores en la boca del estómago, insomnio etc.

Como parte de los exámenes    había que realizar un tac en su cabeza para ver qué cantidad de células malignas existían en el cerebro de mi tía, el examen fue realizado a inicios de la semana anterior , el resultado sería entregado una semana después en compañía de mi tío y el medico quien realizo el mismo, me cuenta mi tía que el doctor estaba diciéndoles que había que estar preparados para enfrentar lo que ese resultado reflejara ya que el cáncer estaba en mucho avance,  en ese momento el  Dr.  empezó a  ver  el  resultado y  sus  palabras fueron “ ESTO ES UN MILAGRO “ el examen había salido totalmente limpio sin rastro de ninguna célula enferma en su cabeza, con su organismo limpio de cáncer , el doctor le dijo que terminaría el tratamiento y que dentro de un mes podría irse a su casa a vivir una vida con normalidad .

Ella es muy católica y muy devota a la Virgen de los Ángeles , así mismo del Santo Padre Pio , también estoy segura que desde el cielo mi papá ayudo para que mi tía saliera con bien de toda esta prueba.

Hace casi 3 meses mi papa falleció de una leucemia, cuando él se enteró que mi tía tenía cáncer lloro mucho porque dijo que como era posible que ella que es tan buena padeciera de esta enfermedad tan terrible, hoy quiero compartir con ustedes mi alegría y tristeza, ya que gracias a mi Dios que es tan bueno mi tía está sana y al mismo tiempo muy triste porque mi papa era la luz de mi vida y murió por esta terrible enfermedad.

Sigan orando al señor porque su misericordia es tan grande que el escucha nuestras suplicas y nos ayuda con nuestras cargas que se vuelven tan pesadas que hay momentos en donde no podemos llevarlas solos.

 Espero que este testimonio de sanación y de fe llegue a muchas personas.

 Los llevo en mi corazón.


 

La devoción por Nuestra Señora de Itatí cruzó ríos, montañas y hasta el inmenso mar para llegar, a la Madre Patria, en el viejo continente, donde está derramando torrentes de bendiciones, como podrán ver en el siguiente testimonio.

GRACIAS MARÍA DE ITATÍ POR TUS BENDICIONES 

Me llamo María, vivo en Sevilla , ciudad situada al sur de España  y hoy con la ayuda de Dios, intentaré mostrar a través de mi testimonio cuán grande e infinita es la misericordia y el amor de Dios y cómo obra en aquellas almas que le abren las puertas de su corazón y se dejan guiar por Él.

Durante muchos años he estado sirviendo a Dios desde la más profunda intimidad y anonimato, el no poder hacer pública mi vocación a la vida religiosa, y poder servir así a Cristo a través  de la vida contemplativa, supuso para mi largos años donde el sufrimiento era mi pan de cada día.

El no tener en casa quien apoyará mi vocación y mi temor a dañar a mi familia, hizo que tomará una de las decisiones más duras que se pueden llegar a tomar, la de servir a Dios en cuerpo y alma desde la intimidad de mi hogar, haciendo de mi casa mi convento y de mi familia mi comunidad , siendo así como he estado sirviendo a Dios durante muchos años, a través de una vida sencilla, apartada por completo del mundo y centrada en la entrega a los demás y en la oración.

Pero un bendito día quiso Dios que mientras buscaba consuelo, hallará en Internet la página del Grupo de Oración del Padre Pío, de la ciudad de Corrientes, en la República de Argentina.

Desde ese mismo instante las puertas del cielo se abrieron para mi y todo cuanto había deseado se hizo realidad.

A través de esta página del Grupo del Padre Pío y de la mano de Fray Pedro Temperán su guía y director espiritual, fui fortaleciéndome y abriéndome al mundo.

Su sabiduría y su infinita paciencia me fueron mostrando que había otras formas de servir a Dios en el mundo y que el amor y los dones que Dios nos entrega a cada uno de nosotros, si no lo ponemos a disposición de nuestros hermanos nunca darán los frutos deseados.

Fueron muchos y largos meses donde Fray Pedro fue poquito a poco apartando de mi todo aquello que me alejaba de Dios y acercando a mi todo aquello que me era necesario para salir de la soledad en la que había estado viviendo durante tantos años, para poder así, servir y amar a Dios, como tantísimo deseaba, sirviendo y amando a mi prójimo.

A lo largo de estos meses fui conociendo y amando a través de la devoción que él me transmitía a la que es la Señora y Protectora no sólo del Grupo de Oración del Padre Pío, sino de toda la ciudad de Corrientes ( Argentina ) a Santa María de Itatí, quien se ha convertido para mi, gracias al infinito amor que sus hijos me han transmitido a lo largo de todo este tiempo, no solo en Madre, sino en protectora, guía, consejera y la más hermosa de todas las compañeras de camino. Bendita sea por siempre.

Siendo así como, para mayor gloria de Dios y bien de las almas y tras recibir el caudal de amor y de bendiciones que Santa María de Itatí me hacía llegar a través de sus hijos espirituales del Grupo de Oración del Padre Pío, encontré la fortaleza y la entereza necesaria para salir de casa y servir a Dios allí donde Él me pedía, en medio del mundo y  especialmente a través de los más necesitados.

Así que un bendito día, mientras todo el Grupo oraba por mi desde Argentina para fortalecerme, salí de casa, me fui a mi parroquia y me puse a disposición de mi párroco.

Al día de hoy estoy en manos del Señor Obispo para ser, si Dios quiere, Consagrada como Virgen al servicio de Dios en mi parroquia, y tengo el honor de decir que gracias a Dios y a su infinita misericordia y a la intercesión de su Santa Madre, sirvo a mi Señor en mis hermanos allí donde se me pide que lo haga, ya sea dando catequesis a catorce bendiciones de entre ocho y nueve años, visitando enfermos a quienes les he hablado de Santa María de Itatí , poniéndolos bajo su protección y guía para que los fortalezca y los ayude a sobrellevar sus sufrimientos,  acompañando a mis hermanos más necesitados a través de cáritas, realizando cuando mi párroco debe ausentarse la Liturgia de la Palabra para mi Comunidad,  llevándole cuando se me requiere para ello la Comunión a los enfermos...

Por todo ello le doy gracias a Dios y a su Santa Madre bajo la preciosa advocación de María de Itatí, por haberme devuelto la vida no solo a mi, sino a todos aquellos que me rodean, así como a sus hijos espirituales del Grupo de oración del Padre Pío por todo el bien, que en nombre de Dios y de su Santa Madre están realizando en las almas que acuden a ellos en busca de ayuda.  Que Dios os bendiga y os colme con todas sus bendiciones para que sigáis siendo sus instrumentos de amor en medio del mundo.

Humildemente maría


UNA JORNADA MARAVILLOSA POR OBRA DE DIOS
 
Es éste un día particularmente especial, una jornada  en la que 33 mineros chilenos que hace 69 días habían quedado atrapados en una mina, están siendo rescatados con vida, por obra y gracia de Dios, quien inspiró a muchos seres humanos regalándoles principalmente la FE y la voluntad necesarias para lograrlo.
Desde las primeras instancias se pudieron observar "detalles" que venían solo de Dios...el hecho de buscarlos incansablemente hasta encontrarlos, luego buscar la manera de comunicarse con ellos para mantenerlos con vida de la mejor manera posible, con asistencia de todo tipo. Los colaboradores directos coinciden en que es ésta la primera vez que viven algo similar, Dios los instruyó con la información justa, la cápsula fue hecha por un astillero naval del estado, con asesoramiento de la NASA...no fueron mezquinos con los conocimientos, los compartieron, como debe ser. Mas allá de todo esto, se vio la colaboración, la solidaridad de todo un país, de todo el mundo, porque es un acontecimiento en el que el mundo entero participó, principalmente con la oración...el mundo entero movilizado y sensibilizado.
Si miramos un poquito mas profundamente, podremos ver tantos mimos de Jesús, tantas situaciones con Dios presente, mineros que al salir de la cápsula se arrodillan para agradecer, mineros que no crían en Dios, ahora lo hacen, un Presidente priorizando el agradecimiento a Dios, caras llenas de emociones, corazones llenos de Jesús.
Solo Dios sabe para qué permite cada situación en nuestras vidas...y si ésta sirvió para que muchos corazones se conviertan...bienvenida sea.
Ojalá el mundo comience a reaccionar ante lo verdaderamente importante, que es Dios. Así podremos ver actitudes solidarias siempre ante todos y cada uno de los problemas que nos afectan. Y el mundo seguirá así reaccionando, no solo cuando exista un derrumbe, sino ante la guerra, ante un niño que sufre, ante la pobreza, la indiferencia, la inequidad... de esta manera los que tengan poder podrán ocuparse de quienes no lo tienen. 
Porque lo único que este mundo necesita realmente es que cada día hayan más corazones en los que reine Jesús
.

 

Vero Monzón de Bagliani

 Milagro del niño Róger Venegas Quirós

miércoles, 17 de junio de 2009, 04:24 am
De:
Para:
"Padre Pio Argentina" <frayconcordia@yahoo.com.ar>

Fray Pedro, reciba muchas bendiciones.Te voy a contar el milagro que Dios hizo con Ròger, (niño de 10 años que tenía tumor maligno en su hígado). Róger fue diagnosticado con dicho mal el 24 de diciembre del año pasado. Ahí empezó la pesadilla tanto para él como para nosotros. Fue internado el 5 de enero para biopsia, el resultado de esta fue un Hepatocarcinoma un tipo de cancer muy agresivo que es frecuente en adultos, no se da en niños. El oncólogo habló con nosotros no nos dio muchas esperanzas, nos dijo que no se podía transplantar, que necesitabamos que el tumor disminuyera para ver si se podía hacer algo. El 14 de enero le  iniciaron la quimioterapia  a la vena. Después de ésta unos especialistas de la clínica del hígado tomaron el caso de Róger y lo empezaron a tratar, nos dijeron que lo dejarían en lista de espera para tranplante hepático. Por tal razón, las  próximas quimios se las realizaron a través de la quimioembolización (aplicación de quimio directo a su hígado por medio de un catéter que se introduce por la ingle). La semana del 4 de mayo lo internaron para una nueva sesión de quimioembolizaciòn, lo acabó,  se nos puso muy mal, ya no respiraba, aún así le dieron salida el viernes 8 en la tarde y el sábado en la mañana lo volvieron a internar, le hicieron de emergencia un TAC y radiografía de tórax, el doctor presentía que habían hemorragias o que el tumor se había diseminado por otros órganos. Gracias a Dios no fue así. Lo monitorearon durante  el día y en la noche se nos puso muy mal no respiraba, no podía dormir, el domingo le dieron salida, pero el niño venía mal, no podía respirar, se sentía ahogando. Nosotros estábamos muy tristes porque a Rogercito lo estábamos perdiendo .  El lunes a las 3:20 cuando rezábamos la coronilla a la divina misericordia llaman del hospital que nos fuéramos ya que había un donante. Inmediatamente empezamos a llamar a muchas personas, se hizo una cadena de oración muy grande por Ròger. Llegamos al hospital y los médicos nos dijeron apareció un hígado  es compatible con Ròger, sin embargo, vamos abrirlo si hay metástasis lo cerramos y hablamos con ustedes. Aquí empezó nuestra agonía. Lo llevaron al quirófano, pasaron 2 horas, salió el Dr. y nos dijo está localizado en el hígado solamente; vamos a prepararlo para el trasplante, a las 11 p.m iniciaron la operación, a las 12:35 nos llaman el Dr. López y la Dra. Matamoros, nos dijeron el tumor es gigantesco y está muy comprometida la vena cava, que conecta el hígado con el corazón. El riesgo es muy alto, al tener que halar, él no resistirá se nos puede ir. Tomemos una decisión, es la única posibilidad que Ròger tiene, pero el riesgo es muy alto, las posibilidades son mínimas. Mi hermano dice, adelante, mi hermana también y usted que piensa me pregunta. No sé de donde tomé fuerzas y le dije, si Dios ha permitido todo esto, Él no nos abandonará y sacará a Roger adelante. El está con nosotros  y estará con ustedes, la Dra. queda impactada y dice, sí ahí está, dieron media vuelta y se fueron. Pasaron 11 horas, salió el Dr. López y nos dijo excelente, todo salió bien, nos quedan  de 3 a 4 horas más, pero ya no es nada, lo grande ya pasó. Estuvo 17 horas en el quirófano, lo pasaron a las 11.30 a cuidados intensivos el martes, el miércoles como a las 5 de tarde le quitaron el respirador, el jueves le permitieron tomar agua, pide comida a gritos, el viernes a las 5 de la mañana lo pasan al cuarto donde están los niños transplantados. Todo el mundo quedó admirado ya que muchos niños después del transplante duran hasta un mes en cuidados intensivos y Róger solo estuvo 2 días y medio, ha evolucionado de lo más bien. El hígado que le pusieron tiene una historia increíble. Roger es un milagro y es un testimonio vivo del poder de Dios. Cuando ya le quedaba muy poco de vida, el señor le dio un hígado nuevo y le dio la oportunidad de continuar viviendo.
Esta es la historia del hígado que el señor le regaló a Roger, perteneció a un muchacho de 21años. La donación se dio en el hospital México, y de la gigantesca lista de espera de ese hospital, nadie fue compatible.  Fue llevado al hospital de niños donde ya tenía dueña, una niña ya estaba preparada para sala, le iban a realizar el trasplante a ella; pero los doctores hablaron con los padres  de la niña y le dijeron, su hija puede esperar, el niño lo necesita más por lo tanto hemos decidido darle el hígado a Ròger.  El padre de la niña nos buscó y contó la historia, el dice que se alegró mucho de que el trasplante no se lo hicieran a su hija, porque ellos están seguros que Dios la sanará. El empezó a orar por ese niño y le pidió a Dios que todo saliera bien, que ese hígado sea la sanidad para ese  niño. Dios eligió ese hígado para Ròger, no hay otra explicación.
La semana pasada uno de los Drs. Habló con nosotros y nos dijo: En Estados  Unidos y en Europa a Roger lo dejan morir, porque los tumores que transplantan son pequeños, de 5 cm, y el Róger era de 40 cm. Nosotros tomamos la desición de darle el órgano a Róger porque sentíamos que él evoluciona muy bien y lo iba aprovechar más. Todavía esto nos confirma más el poder de Dios, como Él movió esos corazones e iluminó esas mentes para que Róger hoy esté con nosotros.
Y ahora con más júbilo sigamos rogando a Dios por esta recuperación, es un proceso muy largo, pero con Dios de nuestro lado venceremos. El tendrá que estar en su cuarto de 6 meses a 1 año.
Dios fue el que dirigió todo este proceso, el que consiguió ese hígado a Roger. BENDITO Y ALABADO SEA MI DIOS.
El viernes 12 de mayo le dieron la salida, ya hoy está en casa. Sólo Dios puede hacer este tipo de milagros, y les dijo la oración tiene poder. No importa lo que estén pasando si Dios está con nosotros somos invencibles, no desmayen si piensan que todo está perdido ahí es cuando más cerca está Dios de nosotros y su misericordia se mostrará en el momento en que nuestras fuerzas se nos están acabando.

Nosotros somos testigos del poder de Dios, el poder, el honor y la gloria sean sólo para Él.

DIOS ME LO BENDIGA .

Familia Venegas Quirós.
Alajuela, Costa Rica



Testimonio enviado por Cinthya Solano Monge, desde Costa Rica
jueves, 11 de junio de 2009, 02:28 pm
Publicado en La Razón, de Lima-Perú, el 26 de abril de 2009
Yo soy testigo fiel como Dios mediante la intermediación del Padre Pio hace milagros, no soy nada buena orando pero a finales de diciembre principios enero mi padre cayo enfermo en el hospital, una cosa llevo a la otra y una cirugía de hernia hiatal le produjo una trombosis que termino en paro pulmonar y la posibilidad de un 90 % de perder la pierna por amputación y de morir debido a que de este tipo de paros pulmonares muy pocos logran salir.... ese día como todo fue tan repentino entre en desesperación mientras esperaba sentada fuera de la sala de cirugía, las posibilidades q me dio el dr eran prácticamente nulas, mi padre no iba a sobrevivir y en el mejor de los caso viviría pero amputado... como le dije no soy buena orando pero pocos días atrás el Padre Pio me ilumino y me hizo conocer de él así que ore y le pedí a Dios q le permitiera al Padre Pio actuar en mi padre, q su gloriosa sangre limpiara las venas de mi padre y q lo acompañara durante la operación.... Hoy en día los médicos no entienden como mi padre después de pasar, después de la operación, varios días en cuidados intensivos logro vivir y aun mas que conservara su pierna intacta.... Dios es generoso y nos escucha aunque a veces nosotros no le escuchemos a EL... 

También necesito que oren x mi, mi nombre es Cinthya Solano Monge... a veces siento que mi fe es tan poca para agradar a mi Señor, y que mi corazón es tan duro para alcanzarlo, llevo muchos años en una lucha espiritual constante y a veces siento q Dios no me escucha, asi es q por favor oren por mi también, denle infinitas gracias A Dios de mi parte por el milagro de mi padre mediante la intervención del Padre Pio...
Y oren por la paz de este mundo que tanto lo necesita....

 Mil Gracias por responderme.
Cinthya



 El Látigo del Rufus

Padre San Pío de Pietrelcina, un santo de nuestro tiempo

Ricardo Sánchez-Serra
(*)

Hace varios meses me obsequiaron una película y un documental sobre la vida del padre San Pío de Pietrelcina, un santo proveniente de los hermanos menores franciscanos capuchinos. Los filmes me impresionaron intensamente y ello me llevó a buscar literatura e interiorizarme en su vida. 
Francisco Forgione (Padre Pío) nació el 25 de mayo de 1887 en Pietrelcina, Benevento (Italia). De familia pobre, ingresó al convento de los Frailes Menores Capuchinos en Morcone a los 16 años, tomó el nombre de Fray Pío y fue ordenado sacerdote el 10 de mayo de 1910. El 20 de septiembre de 1918 recibió el don de los estigmas, cuando oraba ante el crucifijo de la antigua iglesia de San Giovanni Rotondo. Sobre ello, los médicos dijeron que sus estigmas “no tenían una explicación científica y que habría que buscarla en lo sobrenatural”.
Entre 1923 y 1933 el Santo Oficio le impuso restricciones –tenía muchos detractores- y las aceptó con resignación. Fue tanta su humildad que dijo: “la Iglesia ha cumplido con su deber, si algunos no me hubieran perseguido, no me habría salvado”.
En 1956 fundó la “Casa del Alivio del Sufrimiento”, un hospital para los más pobres.
Murió el 23 de setiembre de 1968. El Papa Juan Pablo II lo llevó a los altares el 16 de junio del año 2002.
Padre Pío era un paradigma de la fe, había recibido innumerables carismas y los dones de curación y bilocación. Observó estrictamente los votos franciscanos: obediencia, pobreza y castidad. Fue un hombre de profunda oración. Creó los “grupos de ruego” (hoy denominados de oración), que hoy se multiplican por miles en el mundo.
Confesaba más de 16 horas diarias, es que quería salvar almas. Se cuenta que a los que se confesaban, les recordaba sus pecados. Juan Pablo II dijo de él “ah, Padre Pío, qué hombre de Dios. Una vez fui a verlo y me confesó”, recordando que lo visitó en 1947 cuando era sacerdote y según se afirma le profetizó que iba a llegar a ser Papa.

Además, acaba de darse a conocer una carta del entonces obispo de Cracovia, Karol Wojtyla, que le envió al Padre Pío, para que rezara por la salud de su amiga Wanda Poltawska –que era joven y tenía cuatro hijas pequeñas, que le habían diagnosticado un tumor terminal. La carta decía “reza para que Dios, con la intervención de la Virgen, muestre misericordia por ella y por su familia. En Cristo. Karol Wojtyla”. “A él no le puedo decir que no”, dijo el Padre Pío a Angelo Battisti, que era un empleado de la Secretaría de Estado del Vaticano.
Once días después, una nueva carta escribió Wojtyla al Padre Pío: “Reverendo padre, la mujer que vive en Cracovia, madre de cuatro niñas, el día 21 de noviembre, antes de la operación, se curó repentinamente. Demos gracias a Dios. Y también a ti, padre venerable, te lo agradezco con todo mi corazón, en nombre de la propia mujer, de su marido y de toda su familia. En Cristo, Karol Wojtyla, Obispo capitular de Cracovia”
Hay algunas frases de él que las llevaré toda la vida: “en los libros buscamos a Dios, en la oración lo encontramos; la oración es la llave que abre el corazón de Dios”. “Si los hombres apreciaran el valor de una Santa Misa se necesitarían policías del tráfico a las puertas de iglesias cada día para mantener las multitudes en orden”. “Cada Santa Misa, escuchada con devoción, produce en nuestras almas efectos maravillosos, abundantes gracias espirituales y materiales que, nosotros mismos, no sabemos... ¡Es más fácil que la tierra exista sin el sol, que sin el Santo Sacrificio de la Misa!” “Reza, ten fe y no te preocupes”, “el divorcio es el pasaporte para el infierno”, entre tantas otras.
El Papa Pablo VI dijo de él: “¡Mirad qué fama ha tenido, qué clientela mundial ha reunido en torno así! Pero, ¿por qué? ¿Tal vez porque era un filósofo? ¿Porque era un sabio? ¿Porque tenía medios a su disposición? Porque celebraba la Misa con humildad, confesaba desde la mañana a la noche, y era, es difícil decirlo, un representante visible de las llagas de Nuestro Señor. Era un hombre de oración y de sufrimiento”. Su festividad es el 23 de setiembre.

¡Qué ejemplo, Dios mío, qué ejemplo!

*Periodista. Miembro de la Asociación de Prensa Extranjera/

 Artículo  enviado por el Señor Ricardo Sánchez-Serra Desde Lima - Perú

 

Total de visitantes en esta página 44115 visitantes
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=